20 de Mayo – Victoria


…Pues no es difícil para Jehová dar la victoria, sea con muchos o con pocos… Pero el pueblo dijo a Saúl: ¿Ha de morir Jonatán, el que ha logrado esta gran victoria en Israel? ¡No será así! ¡Vive Jehová! Que no caerá en tierra ni un cabello de su cabeza, pues lo hizo con ayuda de Dios…” 1 Samuel 14:6b, 45 (NVI)
Victoria
Los hijos muchas veces son un vivo retrato de sus padres o todo lo opuesto a ello. En esta historia Jonatán, que significa “don de Dios”, es lo opuesto a su padre Saúl. El hijo fue fiel, valiente, amigable, leal; mientras que su padre fue todo lo contrario.
En medio de una batalla Saúl dio la orden de hacer ayuno. Jonatán estaba lejos y no escuchó la orden. Y tras haber logrado una victoria espectacular, sintió hambre y comió miel.  Saúl había dicho que aquel que rompía el ayuno iba a morir. Y aunque había sido un ayuno sin sentido y fuera de lugar, el rey quería respetar su orden. Y ordena que Jonatán muera pero el pueblo libró a Jonatán de morir ante un juramento impulsivo de Saúl.
Jonatán nos enseña dos cosas importantes con su ejemplo. En primer lugar a ser obediente. En ningún momento se revela contra su padre, aunque era injusto el castigo que iba a sufrir. En lugar de defender sus derechos, dejó el asunto en manos de Dios.
Lo segundo que nos enseña Jonatán es justamente, a confiar en Dios. Tenemos un Dios poderoso y eterno. Él conoce la situación de tu vida, y sabe de tus problemas. No te desesperes en lograr solucionar tu dificultad presente. Dios desea que descanses en Él.
Algunos toman esta afirmación bíblica como un llamado al ocio. NO es lo que Dios propone, sino todo lo contrario. Él nos llama a trabajar para realizar todo lo que esté a nuestro alcance, y a descansar luego esperando el resultado que depende de Dios.
No es fácil esperar. Hay que estar muy cerca de Dios para poder soportarlo. El tiempo atormenta. Pero debemos tener ánimo; por muy grandes que sean los problemas es vital colocar la fe en Dios. Ningún problema es más grande que Dios. Y su Justicia permanece.
No te inquietes mirando a tu alrededor, mejor mirá al Cielo. Dios te cuida.
REFLEXIÓN – Decidete por confiar en Dios, probalo, Él no falla.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *