23 de junio – Choza

“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.” Juan 15:16 (NVI)
La repetición armónica de un sonido produce música… La repetición armónica de un deseo (oración) produce milagros.
En cierta ocasión, zarpó un barco hacia alta mar. Era un viaje de cincuenta días en el que iban veinte hombres, y entre ellos, se encontraba un fiel cristiano de quien todos en la tripulación se burlaban. Un cristiano marinerito. Una noche estalló el cuarto de máquinas y se hundió el barco, sobreviviendo sólo el fiel cristiano al naufragio.
Ese único sobreviviente se encontraba sobre una pequeña isla desierta. Estaba orando fervientemente, pidiéndole a Dios que lo rescataran. Todos los días revisaba el horizonte buscando ayuda, pero ésta nunca llegaba.
Ya cansado, comenzó a construir una pequeña cabaña para protegerse y proteger sus pocas posesiones. Un día se fue a pescar y regresó corriendo al ver que se quemaba su choza, pero no pudo salvar nada. Después de haber perdido todo, anduvo vagando en la isla como sonámbulo, ya sin esperanza. El náufrago estaba confundido, enojado con Dios. Llorando le decía: ¿Cómo pudiste hacerme esto? Y finalmente, se quedó dormido sobre la hamaca.
Temprano, a la mañana siguiente, escuchó asombrado la sirena de un buque que se acercaba a la isla. ¡Venían a rescatarlo! Al llegar sus salvadores, les preguntó: “¿Cómo sabían que yo estaba aquí?”. Y ellos les respondieron: “Vimos las señales de humo que nos hiciste…”
Es fácil enojarse cuando las cosas van mal, pero no debemos perder la fe en Dios, porque Dios está trabajando en nuestras vidas en medio de las penas y el sufrimiento para darnos crecimiento espiritual y más fe en Él.
Recordá la próxima vez que tu pequeña choza se queme… ¡No pierdas la fe! Puede ser, simplemente, una señal de humo que surge de la GRACIA DE DIOS. Cada vez que transitamos por circunstancias negativas, debemos decirnos a nosotros mismos permanentemente:
DIOS TIENE SIEMPRE UNA RESPUESTA POSITIVA PARA TODAS LAS CUESTIONES NEGATIVAS.
REFLEXIÓN – Dios controla tu choza. Descansá.

Related Articles