23 de Octubre – Mejor

“Pido en oración que lleguen a tener más amor todavía y aún más sabiduría, y entendimiento en todo, para que sepan escoger siempre lo mejor. Así no habrá nada que reprocharles cuando Cristo regrese.” Filipenses 1:9-10
Mejor
Elegimos todo el tiempo. Pero seguramente muy pocas veces oramos antes de decidir que hacer. Es difícil que oremos antes de comprar un par de zapatos o de comprar un helado.
Pero para Pablo, esto era algo cotidiano. Orar para que Dios lo guíe en las decisiones más pequeñas era algo común para el. La dependencia que tenía Pablo de Dios era algo de todos los días. No era algo que usaba para ocasiones especiales. Era algo diario. Tanto que estaba orando para que los filipenses elijan bien. Pablo oraba para que siempre, cada día, en cada situación los filipenses escojan lo mejor. Y esto es muy difícil, porque no es sencillo saber que es lo mejor.
Dice el viejo dicho: Más vale pájaro en mano que cien volando. Escogemos tener un pájaro antes que cien porque es más seguro. Si nos arriesgamos demasiado podemos perder todo. A veces escogemos lo más lindo, pero eso no implica que sea lo mejor. Tal vez sea lo más cómodo, pero no es lo óptimo.
Tenemos un examen final el viernes y nos invitan a ir al cine el jueves a la noche. Lo más divertido es ir al cine, pero tendríamos que estudiar. Elegimos ir al cine y tal vez aprobemos el examen. Pero lo mejor hubiera sido quedarse estudiando. Aunque sea más aburrido, era lo que correspondía.
Decisiones de estas tomamos a diario en lo que a Dios respecta. Cada día decidimos si obedecer a Dios o no. Darse vuelta para ver una chica con minifalda por la calle, quedarse con un vuelto, evitar decir que somos cristianos, reírnos de un chiste subido de tono, llegar tarde, ser infiel, no leer la Biblia por ver televisión, quedarse dormido en lugar de orar, pecar y no pedir perdón, son algunas de las elecciones cotidianas que determinan nuestra conducta.
Escoger lo mejor, no siempre es lo más agradable o divertido, pero es lo que Dios nos exige. Porque El nos pide que seamos irreprochables. Aunque todos los demás se burlen, Dios nos pide pureza. No alcanza con hacer solo lo bueno, Dios nos pide siempre lo mejor. Elegí lo mejor, hoy y siempre.
REFLEXIÓN – Lo bueno es enemigo de lo mejor.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles