3 de abril – Curioso

“Herodes, al ver a Jesús se alegró en gran manera, pues hacía mucho tiempo que quería verle por lo que había oído hablar de El, y esperaba ver alguna señal que Él hiciera.” Lucas 23:8 (RVR)
Herodes era un monarca curioso. Algunas cosas le llamaban la atención y había escuchado sobre un probable profeta o maestro que hacía grandes milagros. Y eso le despertó el deseo de hacer averiguaciones. Ansiaba convocar a este personaje que el pueblo aclamaba y las multitudes seguían. Su curiosidad hizo que finalmente forzara con Pilatos un encuentro con Jesucristo. Herodes quería verlo hacer algún milagro, con la misma expectativa que vamos al circo a ver a los trapecistas.
Se equivocó mal. Tuvo una oportunidad única en la historia, pero no la supo aprovechar. Tuvo frente a sí a Dios mismo y solamente se mostró interesado en ver algunos actos. Perdió una oportunidad única.
Recibí por mail algunas cosas que son notables, y me pareció muy interesante compartirlas. Si las leés detenidamente, te van a hacer meditar.
No cometas el mismo error que Herodes. Te enfrentás con una gran oportunidad de mejorar, no la desperdicies. Dios te está mostrando su grandeza y poder. Nuestra curiosidad nos hace mirar para otro lado y en lugar de concentrarnos en lo importante, nos distraemos con facilidad.
¿No es raro lo fácil que es despreciar a Dios y luego preguntarse por qué el mundo se está yendo al infierno?
¿No es curioso cómo alguien puede decir ‘Creo en Dios’ y seguir a Satanás?
¿No es extraño que envíes miles de mensajes con chistes a través del correo electrónico, los cuales se riegan como pólvora, pero cuando empezás a enviar mensajes que se refieren al Señor la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos?
¿No es curioso que cuando llegue el momento de re enviar este mensaje, lo vas a dejar de mandar a muchas de las personas que tenés registradas en tu libreta de direcciones porque no estás seguro(a) de lo que vayan a pensar sobre vos?.
¿No es insólito cómo la gente puede estar más preocupada por lo que los demás piensen de ellos que lo que piense Dios?
Lo que sí es inusitado con toda seguridad, es que te impacte todo esto, y que no modifiques nada en tu vida. Dios te desafía. Mejorá para Dios, que tu curiosidad sea la generadora de cambios permanentes.
REFLEXIÓN – Mejorá de manera permanente, seguí siendo curioso.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Related Articles