6 de Marzo – Control

“Todo me esta permitido, pero no todo es para mi bien. Todo me esta permitido, pero no dejare que nada me domine.” 1 Corintios 6:12
Control
Siempre nos gusta tener el control sobre las cosas. Nos encanta tener el control remoto de la televisión, y cambiar de canal cuando queremos. Nunca lo soltamos y nos tienen que pedir permiso para cambiar de canal. Les pasa a muchos chicos con la droga. Cuando empiezan todo es diversión, todo es novedad, lo hacen porque todos lo hacen en el colegio, para no quedar afuera del grupo de amigos, y todos dicen lo mismo: Salgo cuando quiero, yo domino a la droga.
Pero lamentablemente, al tiempo, pierden el control. La adicción es mucho más poderosa, las ganas de seguir consumiendo es mayor que todo control posible, y la situación cambia. Ahora la droga es quien manda y tiene el control. Quizás tengas amigos en esta situación lamentable. Es muy triste ver cuando la persona pierde el dominio de si mismo.
Tal vez no sea este tu caso, Dios quiera que no. Pero quizás hay otras cosas que vos pensás que controlas y que podes manejar, que pueden llevarte por mal camino. La Biblia es bien clara en algunos temas, y define muy bien lo correcto de lo incorrecto.
La Biblia prohíbe la mentira, el robo, el chisme, la infidelidad, el sexo fuera del matrimonio. Y nadie puede dudar sobre estas reglas. Aunque muchos hoy viven lejos de lo que Dios pide, eso no cambia sus normas.
Muchos hoy roban, mienten, chismean, son infieles, tienen sexo fuera del matrimonio, y aunque muchos lo hagan eso no cambia lo que Dios dice. No hay presión que el pecado pueda hacer para mover un milímetro la línea que Dios puso dividiendo lo correcto de lo incorrecto. La Biblia es bien clara cuando pone el límite.
Pero hay otras cosas donde el límite no es tan claro. Las caricias que se hacen los novios, la rebeldía adolescente de llevarle la contra a los padres, la posibilidad de discutir una posición diferente al otro cuando estas enojado, las conversaciones que escuchamos, el largo o lo corto de la ropa que usamos, la música que escuchamos.
Pablo te recuerda, que aunque este permitido, y parezca divertido y hermoso, no todo es para tu bien, y por eso, no podes permitir que esas cosas te dominen. Pensalo ahora, antes que sea tarde.
REFLEXIÓN – No pierdas el control.

Related Articles