18 de Julio – Mochila

“Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentara; Él nunca permitirá que el justo sea sacudido.” Salmo 55:22
Mochila
Hubo una película muy buena que contaba la historia de un soldado español en la colonización de América, en Argentina. Este hombre rudo y violento asesino sin dudar a indígenas de la zona. Pero tuvo un encuentro personal con Dios, a través de una comunidad Jesuita y se convierte. Deja las armas para convertirse en monje jesuita y trabajar con los indígenas en Misiones, donde estaba la colonia jesuita más importante del país.
Todo el viaje desde su ex cuartel hasta el monasterio, lo hizo cargando una pesadisima bolsa llena de armas. Todas las espadas, fusiles, cuchillos y pistolas que habia usado durante toda su vida de soldado, las arrastro hasta el monasterio. Incluso, subio la escarpada montaña, donde estan las Cataratas del Iguazu cargando esa mochila enorme.
Era su manera de pagar las culpas por tantos asesinatos y muertes. Finalmente, cuando llega al monasterio, agotado pero feliz, deja la carga y la entierra. Habia terminado el suplicio.
David sabia mucho de cargas. Como soldado, estaba acostumbrado a caminar muchos kilómetros cargando todo su equipo, carpa, comida y enseres. Conocia del placer cuando finalmente la columna se detenia y podian desprenderse del peso que lastimaba los hombros y la espalda y descansar. Es una sensacion de paz increíble y gratificante.
Hoy tal vez, tengas en tu espalda una mochila que te pesa. Mochila de errores, de dudas, de fracasos, de problemas, de dificultades, de depresiones, de faltas, de desencantos, de soledades, de pecados. Caminas todos los dias con esa mochila y la llevas a todos lados. Te pesa, te molesta, te complica, pero la seguis cargando.
Hoy Dios nos invita a descargar. Su amor y su espalda son tan grandes que pueden soportar toda tu mochila y mucho mas. Dios esta dispuesto a llevar la carga por vos, El quiere aliviarte para que puedas caminar libre de peso extra. Quiere evitar que te sacudan tus preocupaciones y darte pies libres.
Dale hoy a Dios tu mochila de preocupaciones. Confiale a El todos tus problemas, y vas a disfrutar del sustento incomparable de Dios. No es una invitacion a la vagancia, o a la negligencia. Es la propuesta de Dios para que dejes de estar preocupado por ese tema, y puedas estar ocupado en ese tema.
REFLEXIÓN – Viví sin peso extra.

Related Articles